© Fundación para las Letras Mexicanas
Liverpool 16, colonia Juárez, ciudad de México
55 57030223
 
 
CASA-ESTUDIO GARCÍA MÁRQUEZ


Desde hace varios años tuve la idea de que esta casa construida con el esfuerzo de mi padre Luis Coudurier y donde habitaron Gabo y Mercedes durante el tiempo de escritura de Cien años de soledad, debiera conservarse. Esta idea de preservar la casa sería simultáneamente la manera de honrar la memoria de mi padre y hacer un homenaje a la obra.

Con el cuidado y la atención que esta decisión requería, recibí el consejo de una querida amiga de acercarme a la Fundación para las Letras Mexicanas para proponerles y materializar ese viejo sueño. Me entusiasmó el singular trabajo que esta institución ha realizado. Me inspiró una enorme confianza conocer los nombres de los Patronos y de quienes hacen posible las actividades que realizan.
 
Con la información que adquirí por medio de mis indagaciones pude conocer más detalladamente sus programas. No me cabe la menor duda de que el destino de esta casa está en manos de quienes la mantendrán viva.

El día de hoy estoy convencida de que la decisión fue la mejor. La institución cuenta con un Patronato altruista, comprometido con México; un grupo de personas que le da el valor más puntual a la palabra Filantropía; un Patronato que le otorga un alto valor a la cultura y que ha contribuido con toda su experiencia y recursos económicos a la construcción de un proyecto que, desde hace más de tres lustros, ha beneficiado a un numeroso grupo de jóvenes, hombres y mujeres con vocación, que desean hacer de la literatura un oficio y una profesión que es, indudablemente, una profesión de fe y confianza en el futuro de un país como el nuestro.

Laura Coudurier


Laura Coudurier,
Foto: Medios Digitales FLM